Categorías de productos

CATEGORÍA PRINCIPAL: COMPOST Y DIGESTATOS (Y BIOMASA)
SUBCATEGORÍA DEFINICIÓN Enlace al código (FP ID) para los productos que se encuentran en fase avanzada de desarrollo.
Compost

El compost es un material similar al humus del suelo que procede de la estabilización de los residuos orgánicos mediante un proceso de compostaje, como resultado de la acción de las bacterias aerobias, hongos y otros organismos. Dependiendo del proceso de compostaje, el tamaño, la intensidad de la operación y la materia prima, se obtienen productos de diferente calidad. La calidad del compost es lo más importante a la hora de garantizar su uso apropiado en agricultura. La predisposición de los agricultores a utilizar el compost está directamente relacionada con varios aspectos relativos a su calidad. La calidad del compost hace referencia al estado general del compost en relación a sus características físicas, químicas y biológicas. Estos parámetros son indicadores del impacto final que tendrá el compost sobre el medioambiente. En particular, los parámetros más importantes desde el punto de vista de garantizar la protección medioambiental, la salud pública y el suelo, son aquellos relativos a los patógenos, a los compuestos orgánicos e inorgánicos con potencial tóxico y a la estabilidad. El uso específico del compost es como enmienda para el suelo, sustrato de cultivo, producto que previene de enfermedades y otras aplicaciones.

El compost se usa habitualmente como una enmienda orgánica para aumentar el contenido en materia orgánica y la fertilidad de suelo y mejorando sus propiedades físicas, químicas y biológicas. El valor nutritivo del compost y su capacidad de mejorar la calidad del suelo lo hace ideal para la agricultura, pero puede aumentar la concentración de otros compuestos tóxicos, inevitablemente, cuando se aplica en dosis muy altas. El compost tiene la ventaja de mejorar significativamente el contenido en materia orgánica (MO) un indicador clave de la calidad del suelo que, por el contrario, está disminuyendo en muchas regiones del mundo.

El compost contiene muchos componentes que interaccionan con los procesos biológicos del suelo, mejorando sus características físicas y químicas. Los compuestos húmicos mejoran la estructura del suelo facilitando la penetración de las raíces. Mejora el crecimiento de las raíces, la estabilidad de los árboles y reduce el estrés hídrico. Además de estos beneficios del compost, la aplicación de éste al suelo mejora la actividad biológica, reduce la erosión, reduce la densidad aparente, mejora la estabilidad estructural, aumenta la disponibilidad de nutrientes y la capacidad de ser absorbidos por las plantas y aumenta la capacidad de retener agua del suelo.

El uso de compost también es interesante como sustituto de la turba, en especial, debido a la creciente preocupación sobre la extracción de turba y el daño de los hábitats naturales de las tierras de turba ocasionados por la industria de la horticultura, que promueven la utilización de otros sustratos. Sin embargo, el compost no puede utilizarse por sí solo como sustrato de cultivo; es necesario llevar a cabo ensayos de germinación o análisis del compost para determinar la idoneidad de su aplicación porque podría llegar a matar o dañar los cultivos debido a su excesiva salinidad.

Digestato

El digestato es una mezcla húmeda obtenida mediante el proceso de digestión anaerobia por el cual los microorganismos degradan la materia orgánica en ausencia de oxígeno. El digestato es un fertilizante que contiene todos los nutrientes y micronutrientes, incluidos nitrógeno, fósforo y potasio.

Al no producirse la pérdida de nutrientes durante el proceso de digestión anaerobia, el agricultor puede cerrar el ciclo de los nutrientes y reutilizar los minerales. Además, la materia orgánica presente en el digestato puede aumentar el contenido de sustancias húmicas del suelo, lo que es de especial importancia en suelos áridos y semiáridos, con bajo contenido en carbono. El porcentaje de nitrógeno rápidamente asimilable es más alto en el digestato en comparación con la misma cantidad de materia orgánica sin estabilizar, lo que aumenta su valor como fertilizante.[1]

[1] Digestate Factsheet - European Biogas Association

Fuentes de biomasa alternativas

Las algas son un grupo de diversos organismos acuáticos que tienen la capacidad de realizar la fotosíntesis. La lenteja de agua (Lemnoideae) es una familia de plantas acuáticas con alto contenido en proteínas. Sus cultivos aprovechan los nutrientes que se encuentran disueltos en el agua para producir biomasa que se puede utilizar posteriormente como suplemento alimentario fertilizante para las plantas.

 

CATEGORÍA PRINCIPAL: CENIZAS
SUBCATEGORÍA DEFINICIÓN Enlace al código (FP ID) para los productos que se encuentran en fase avanzada de desarrollo.
Cenizas

Las cenizas son un producto en forma de polvo procedente de la combustión de los residuos mediante un tratamiento de oxidación temoquímica, es decir, un proceso de combustión oxidativa o gasificación semioxidativa.

Las cenizas se clasifican en cenizas volantes, cenizas de hogar o una combinación de  ambas,  formada por oxidación mediante la incineración de materiales de base biológica. Las cenizas obtenidas mediante incineración, pueden procesarse posteriormente con el objetivo de eliminar parcialmente los metales y metaloides, y aumentar la disponibilidad de nutrientes para las plantas en las cenizas complejas. Las cenizas se pueden obtener en plantas de incineración diseñadas específicamente para producir materiales a base de cenizas, para su uso posterior como fertilizantes, o pueden ser un residuo resultante de un proceso destinado a eliminar residuos u obtener un producto primario diferente (por ejemplo, energía). A través de instalaciones de co-incineración que combinan los propósitos de producción de energía con eliminación de residuos, especialmente para residuos de bajo valor calórico o de alto contenido de humedad, se producen cantidades sustanciales de cenizas. La co-incineración es una ruta de eliminación de residuos económicamente viable y ampliamente aplicada para muchos residuos ricos en nutrientes. [1]

[1] https://susproc.jrc.ec.europa.eu/activities/waste/documents/JRC_Interim_Report_STRUBIAS_recovery_rules.pdf

CATEGORÍA PRINCIPAL: ESTRUVITA Y OTROS PRODUCTOS CON FÓSFORO
SUBCATEGORÍA DEFINICIÓN Enlace al código (FP ID) para los productos que se encuentran en fase avanzada de desarrollo.
Estruvita

La estruvita (fosfato de magnesio y amonio) es un fosfato mineral inorgánico con formula: NH4MgPO4•6H2O y un contenido aproximado del 22% en P2O5, obtenido mediante procesos de precipitación.

La estruvita cristaliza en el sistema ortorrómbico en forma de cristales de color blanco, amarillo o marrón o placas similares a las placas de mica.

El fosfato de magnesio y amonio, conocido como estruvita, es el producto más común para recuperar fósforo y nitrógeno de las aguas residuales. La estruvita es una sustancia blanca cristalina que se considera un valioso fertilizante de liberación lenta (con composición 5-28-0-12Mg), el cual es poco soluble en agua en condiciones neutras o alcalinas, pero rápidamente soluble en ácido cítrico. La precipitación de estruvita se produce en condiciones alcalinas cuando la concentración de Mg2+, NH4+ y PO43- excede el producto de solubilidad. [1].

El complejo mecanismo de precipitación de estruvita es controlado por una combinación de parámetros físicos y químicos. El pH es uno de los principales factores de control, ya que cambia la concentración de iones libres disponibles para la reacción. Cuando el pH aumenta, las concentraciones de Mg2+ y NH4+ disminuyen, ya que el primero forma complejos con hidróxidos, y el segundo se encuentra en forma de amoníaco (NH3). Por otra parte, las concentraciones de PO43- aumentan a medida que aumenta el pH. Así pues, el pH está implicado en el control de solubilidad de la estruvita, siendo los valores mínimos recomendados entre 9 y 10,7. [2]

Beneficios: 22% de contenido en fosfato de magnesio y amonio.

Retos: baja solubilidad en agua, posibles residuos farmacéuticos y presencia de otros contaminantes. [3]

[1] https://ec.europa.eu/eip/agriculture/sites/agri-eip/files/fg19_minipaper_1_state_of_the_art_en.pdf

[2] https://ec.europa.eu/eip/agriculture/sites/agri-eip/files/fg19_minipaper_1_state_of_the_art_en.pdf

[3] Marissa A. de Boer, Uptake of pharmaceuticals by sorbent-amended struvite fertilisers recovered from human urine and their bioaccumulations in tomato fruit (Water Research, volume 133, 15 April 2018, Pages 18-26)

 

Precipitado de fosfato cálcico

El precipitado de fosfato cálcico hace referencia a las sales de P que contienen Ca2+, por ejemplo Ca3(PO4)2, CaNH4PO4, etc. Obtenidas mediante tecnologías de precipitación de fosfato cálcico.

La precipitación de fosfato de calcio es muy compleja e involucra varios parámetros. Depende de la concentración de iones de calcio y fosfato, la fuerza iónica, la temperatura, los tipos de iones y el pH, pero también del tiempo de reacción.

Cuando se añade hidróxido de calcio (Ca(OH)2) a la fracción líquida, el pH aumenta por encima de 10 y la temperatura a 70ºC, el fósforo precipita en forma de hidroxiapatita (Ca5(PO4)3OH) o brushita (CaHPO4 ·2H2O). Dependiendo de la dosificación, se pueden obtener tres fosfatos de Ca diferentes: el fosfato monocálcico, altamente soluble en agua (MCP), el fosfato dicálcico (DCP), soluble en ácido cítrico y el fosfato tricálcico (TCP), muy poco soluble. Como fertilizantes, se prefieren el MCP y el DCP. [1]

[1] https://ec.europa.eu/eip/agriculture/sites/agri-eip/files/fg19_minipaper_1_state_of_the_art_en.pdf

Ácido fosfórico

El ácido de fósforo hace referencia al ácido fosfórico, fosfato ácido y P orgánico ácido procedentes de las corrientes de residuos.

Precipitado de fósforo

Aquí entran otros productos de P con varios sustratos o composición compleja como por ejemplo el P absorbente.

CATEGORÍA PRINCIPAL: BIOCHAR Y BIOFOSFATOS
SUBCATEGORÍA DEFINICIÓN Enlace al código (FP ID) para los productos que se encuentran en fase avanzada de desarrollo.
Biochar o biocarbón

El biochar o biocarbón es un derivado carbonado estable con un alto contenido en carbón, producido por la pirólisis a baja temperatura (450ºC) de subproductos como la restos vegetales ricos en celulosa y otros residuos biológicos, que se produce específicamente para su aplicación como enmienda del suelo y que no tiene valor económico importante en cuanto al contenido en nutrientes por sí sólo pero sí actúa mejorando las propiedades del suelo.

La palabra “biochar” es una combinación del prefijo “bio-“ que hace referencia a la biomasa y el sufijo “-char” de carbón. Se obtiene por carbonización o pirólisis de los subproductos de biomasa mediante un tratamiento térmico en ausencia de oxígeno. Existen diferentes tratamientos térmicos para la obtención de biocarbonos que incluyen la pirólisis lenta, rápida y ultrarrápida.   En la actualidad, existen diferentes procesos en el mercado que permiten el tratamiento de purines u otro estiércol para la obtención de biochar mediante procesos con neutralidad energética. Es un derivado carbonado estable beneficioso para el suelo, que contiene carbono en forma estable para aplicarse en el suelo. [1]

El contenido de carbono de los biocarbonos pirolizados, varía entre el 25% y el 95% de masa seca, dependiendo de la materia prima y la temperatura de proceso utilizada. Por ejemplo, el contenido de C de la madera de haya pirolizada es de alrededor del 85%, mientras que el del estiércol de aves de corral es de alrededor del 25%. [2]

Hay dos elementos principales que afectan la calidad del biochar: por una parte, la calidad del diseño de ingeniería del proceso de carbonización para tratar de manera eficiente el material y por otra, las características del subproducto utilizado. El biochar se utiliza como enmienda del suelo con dosis entre 5-20 toneladas por hectárea para alcanzar los efectos de mejora en el suelo.

La eficiencia técnica y económica para la utilización del biochar como enmienda del suelo (principalmente para la retención de agua y nutrientes) depende en gran medida de la calidad del biochar y las condiciones de aplicación. El biochar de origen vegetal no tiene un contenido en fertilizantes que tenga importancia económica. El biochar de origen vegetal es muy adecuado para mejorar las características del suelo, debido principalmente a su elevada capacidad para retener agua y nutrientes. La combinación del biochar con compost u otros fertilizantes orgánicos es muy recomendable para mejorar el rendimiento agronómico del suelo.

Beneficios: reciclado de los residuos de origen biológico, enmienda para el suelo, reducción de la densidad aparente del suelo mejorando su aireación y la capacidad de retener nutrientes y agua, al mismo tiempo reducción de las pérdidas de nutrientes por lixiviación. El biochar es un captor de carbono, captando más carbono de la atmósfera del que libera y mitigando el cambio climático al almacenar el carbono procedente de las plantas en el suelo, en una forma muy estable, que resiste la descomposición a largo plazo.

Retos: La incorporación de biochar al suelo es irrevocable, sólo se deben aplicar materiales formulados adecuadamente y de alta calidad.

En algunos casos la elevada concentración de cobre o cinc (Cu/Zn) en los purines supone un desafío. A partir de una cierta dosis, alta, los costes para el usuario también pueden ser altos, lo que supone un reto. Hay que prestar especial atención a su aplicación en campo abierto debido al riesgo de esparcimiento, a la erosión por el viento y a la lixiviación con la lluvia, por el bajo volumen y peso del polvo procedente de las plantas de biochar. En cuanto al método de aplicación, es importante tener precaución cuando se manipula el biochar seco ya que es un polvo fino y no debe aplicarse cuando hace viento.

[1] https://ec.europa.eu/eip/agriculture/sites/agri-eip/files/eip-agri_fg_nutrients_recycling_final_report_2017_en.pdf

[2] https://susproc.jrc.ec.europa.eu/activities/waste/documents/JRC_Interim_Report_STRUBIAS_recovery_rules.pdf

Biofosfato

El biofosfato es un material obtenido por una reducción térmica a altas temperaturas (850ºC) de astillas de huesos de animales de grado alimentario para obtener apatita de origen biológico, un fertilizante que contiene fosfato y calcio.

El biofosfato es un material con una estructura macroporosa que contiene aproximadamente el 92% de sustancias minerales y el 8% de carbón. Contiene más del 30% y hasta el 35% de P2O5, por lo que posee un alto contenido en nutrientes con formulaciones de liberación controlada y económicamente eficiente. La dosis habitual de aplicación es de 200 -1.500 kg por hectárea.

Beneficios: económicamente, alto contenido en nutrientes, baja dosis de aplicación, estructura macroporosa que mejora la microbiología del suelo, fertilizante orgánico con un mecanismo controlado de liberación de nutrientes, procedente de un único producto.

Retos: nuevo producto en el mercado, que requiere un mayor reconocimiento de éste.

CATEGORÍA PRINCIPAL: AGUA DE LAVADO Y CONCENTRADOS DE NITRÓGENO MINERAL
SUBCATEGORÍA DEFINICIÓN Enlace al código (FP ID) para los productos que se encuentran en fase avanzada de desarrollo.
Agua de lavado

El agua de lavado es la solución de amonio recuperada de los residuos procedentes de procesos de stripping y evaporación.

Nitrato/sulfato de amonio

El nitrato o sulfato de amonio hace referencia a las soluciones de nitrato o sulfato amónico recuperadas de procesos de stripping/evaporación y posterior lavado del gas con ácido nítrico o sulfúrico.

Concentrado mineral

El concentrado mineral es una solución concentrada de nutrientes procedentes de procesos de filtración con membranas de las corrientes de residuo o de otra tecnología de separación que concentran el N en el producto final comparando con la entrada.

La ultrafiltración y la ósmosis inversa han demostrado obtener corrientes minerales con concentraciones de 0,5-1 % p/p (95% amoniaco) para ser utilizadas directamente como abono NK. [1]

[1] https://ec.europa.eu/eip/agriculture/sites/agri-eip/files/fg19_minipaper_1_state_of_the_art_en.pdf

Abono animal sólido

El abono animal sólido es una mezcla de heces y orina, material de soporte (p.e. paja, virutas de madera, serrín, fango), agua potable y alimento derramados y agua de limpieza de suelos. Es un valioso fertilizante que contiene una amplia variedad de nutrientes como nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K) así como carbono orgánico, que puede utilizarse por los microorganismos del suelo. El abono animal se puede procesar mediante tecnologías de separación, obteniendo una fracción sólida, en la que se concentra gran parte del P y la materia seca (MS) y cantidades significativas de N. Existen diferentes tecnologías disponibles para la separación de las fracciones líquida y sólida, incluyendo la separación in situ, mediante suelos perforados con sótanos o canales por debajo, sedimentación natural, secado, evaporación, centrifugado, separación bajo presión, con prensa de tornillo o prensa de bandas.  Para aumentar la eficiencia de la separación, el estiércol se puede pretratar con aditivos como lignito, bentonita, zeolita, cristales, quitosano y microorganismos eficientes.  Dependiendo de las tecnologías de pretratamiento y separación empleadas, el abono animal sólido obtenido puede contener hasta un 90% de materia orgánica con volumen reducido, lo que se traduce en un menor coste de almacenamiento y transporte, así como una reducción de olores y emisiones de GEI. Por todo esto, el abono mineral sólido presenta un alto potencial para ser utilizado como fertilizante orgánico o enmienda del suelo.

Abono animal líquido

El estiércol de granjas suele contener un alto porcentaje de agua y se compone de orina, pienso derramado y agua potable, así como agua de limpieza. Durante la separación física, la mayor parte del agua se queda en la fracción líquida, junto con los nutrientes solubles, incluidos el N mineral, ortofosfato, K, etc. Este abono líquido se puede utilizar como fertilizante orgánico líquido en la agricultura. Mediante post-tratamientos, como la evaporación y la filtración por membranas, los nutrientes de la fracción líquida se pueden concentrar y reducir su volumen, ahorrando costes de transporte. Además, la acidificación se utiliza para reducir la emisión de gases de efecto invernadero del abono líquido durante el almacenamiento, transporte y aplicación. Normalmente, esta fracción líquida se inyecta o se incorpora inmediatamente al suelo para reducir las emisiones. Debido a la relativamente baja concentración de P y el alto contenido de minerales N y K, el abono líquido de origen animal tiene la prioridad para aplicarse en regiones ricas en P o que tienen restricciones en la aplicación de P.

https://link.springer.com/content/pdf/10.1051/agro/2009010.pdf